Seleccionar página

¿Realmente desarrollar el liderazgo toma mucho tiempo?

Es frecuente encontrar en los sitios de internet, blogs, videos o en cualquier medio publicitario cursos o programas que ofrecen desarrollar el liderazgo de las personas en un determinado período de tiempo. Desafortunadamente, el liderazgo de las personas se desarrolla con mucho tiempo, dedicación, recursos y la oportunidad de ejercitar la autoridad por lapsos que […]

j

Ramón Partida

Contenido por temas:

Es frecuente encontrar en los sitios de internet, blogs, videos o en cualquier medio publicitario cursos o programas que ofrecen desarrollar el liderazgo de las personas en un determinado período de tiempo. Desafortunadamente, el liderazgo de las personas se desarrolla con mucho tiempo, dedicación, recursos y la oportunidad de ejercitar la autoridad por lapsos que muchas veces parece interminable.

Desarrollar el liderazgo es una actividad que se cultiva y gradualmente se mejora o empeora si no se cuenta con las herramientas que guíen paulatinamente a quien pretende mejorar su desempeño de líder.

Los cursos y programas ofrecen determinadas herramientas que conducirán al aprendizaje de toma de decisiones y algunas habilidades “sensibles”, sin embargo, aplicar lo aprendido no siempre es posible, ya sea porque en ese momento no se tienen determinadas atribuciones en el ejercicio de un puesto o simplemente porque sale de la descripción de funciones del puesto. Las competencias que requiere el desarrollo del liderazgo de la persona dependen en gran medida de la actividad que realiza el líder y sus necesidades específicas en determinado momento.

Por si fuera poco, en materia de liderazgo existe tanta información que sería imposible enumerar siquiera las disciplinas que tendrían que atenderse para convertirse en un líder absoluto.

Te presento 5 aspectos que debes considerar antes de iniciar un proceso de capacitación en materia de Liderazgo:

1.      Aprendizaje paulatino.

El aprendizaje del liderazgo requiere tiempo de práctica, lo que convierte cualquier conocimiento en teoría hasta no llevarlo a la práctica concreta.

Si en este momento necesitas aprender a manejar estadísticas para la correcta toma de decisiones, tendrás que aprender la materia, luego aplicarla.

El aprendizaje no lo olvidarás mientras lo practiques, sin embargo, una vez que has dejado de utilizar las herramientas es fácil que vuelvas a la comodidad y evites utilizar los procedimientos que bien aprendiste en el pasado.

2.      Asegúrate de que lo que vayas a aprender, lo practicarás cuanto antes.

El aprendizaje se asimila cuando se aplica. Cuanto antes mejor.

Existen técnicas y recursos que siempre tendrás que utilizar, como son: manejo de conflictos; localización de factor origen de problemas; manejo de indicadores; estadística; manejo de personal; etc. otros en cambio resultan de necesidades específicas, como son CEP (Control Estadístico de Procesos), Manufactura Clase Mundial, Procesos de Certificación de Calidad, por mencionar solo algunos, que son necesarios solo mientras la empresa implementa esos procesos. Una vez que dejes de colaborar con la empresa, es posible que dejes de lado ese aprendizaje por muchos años.

3.      Desarrollo de un Estilo Propio.

Conforme se aplican los conocimientos y se practican las habilidades de liderazgo se va generando un estilo propio, característico de tu persona, donde se suman tus aprendizajes, aquellas actitudes y comportamientos que te definen y la suma de tus valores personales que acompañan a las políticas de la empresa donde participas.

Vas cambiando tu comportamiento de líder conforme adquieres nuevas habilidades y las vas haciendo tuyas hasta convertirse en una característica personal, esa forma de comportamiento es tu estilo propio yuxtaponiéndose con tu carga emocional y personal de valores y conductas que tú mismo has desarrollado en tu persona.

Conforme tus atribuciones de jefe se transforman de acuerdo a los requerimientos y exigencias de tu puesto, gradualmente se van incrementando las exigencias de un estilo característico de tu trabajo como líder.

Integrar tu caracterización de valores requiere de mucho tiempo.

4.      Oportunidades de ejercer el poder.

Naturalmente, en tu puesto de líder tienes la oportunidad de ejercer poder y tomar decisiones, pero no en todas las empresas se ofrece esta misma oportunidad en el mismo nivel de profundidad.

Habrá una empresa que permite a sus gerentes negociar con proveedores, mientras que otras pueden estar limitadas las compras al departamento de contabilidad o a negociaciones internacionales.

Ejercer el poder (empowerment) presenta distintos niveles y dependiendo de la autoridad que te haya sido conferida, tendrás la oportunidad de decidir qué y cómo hacer las cosas. El ejercicio de poder también es un proceso de aprendizaje que exige tiempo y decisiones acertadas al grado que el empowerment como técnica, exige períodos prolongados de aprendizaje hasta el logro de una certificación.

En muchos casos el dueño de la empresa simplemente se va de vacaciones durante dos meses y la empresa sigue igual o mejor que antes de que él se fuera de vacaciones a Europa. Simplemente había que tomar decisiones y hacerlo bien, sin equivocaciones y ejerciendo todo el poder.

5.      Adquirir y desarrollar la Visión de Líder.

La tarea más compleja en el desarrollo del liderazgo consiste en generar la visión de líder.

Muchas veces el mismo propietario de la empresa no tiene una visión clara del negocio y por esa razón tienes que desarrollar una visión que puedas compartir con tu jefe inmediato.

Desde el momento en que tú le asistes y ocupas un puesto de mando, se te ha conferido el nivel de experto y se espera de ti que ofrezcas una visión de líder que debes ir adquiriendo en la medida del conocimiento de la empresa, sus procesos y los elementos cruciales que implican la dirección, el método y el propósito del negocio.

No es extraño encontrar empresas que no solo funcionan mejor sin sus propietarios o directores, sino que los líderes son quienes con su experiencia, capacidad y sobre todo, con su visión, quienes logran los resultados surgidos de una dirección eficaz.

Alcanzar este nivel verdaderamente requiere de tiempo, sagacidad y un sinnúmero de habilidades que solo pueden desarrollarse con mucha paciencia y tiempo disponible.

El liderazgo se desarrolla permanentemente. Se adquieren buenos y malos hábitos que requieren modificarse gradualmente.


Las Guías de Liderazgo©, de Instituto Discere, es una de las pocas herramientas que te permite desarrollar gradualmente tu liderazgo y acompañarte conforme desarrollas tus competencias.
Contáctanos y permítenos establecer contigo un plan que te permita desarrollar todo tu potencial. Haz clic aquí.
El privilegio de ser un líder no es para cualquier persona.

Comentarios:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más abajo puedes inscribirte para dejar tus comentarios.

También te puede interesar…

Contacto

Teléfono directo:

(52) 33 3335-1928

Email

[email protected]