¿Sin presupuesto para capacitación en 2021?

2020 será marcado en la historia moderna como el año más complejo para la historia de la humanidad. La mayoría de las empresas han recortado sus presupuestos con la finalidad de operar con lo indispensable para asegurar las fuentes de empleo y la misma subsistencia de las organizaciones. A nadie sorprende que el presupuesto tradicionalmente […]

Se publicó el 06/11/2020

2020 será marcado en la historia moderna como el año más complejo para la historia de la humanidad.

La mayoría de las empresas han recortado sus presupuestos con la finalidad de operar con lo indispensable para asegurar las fuentes de empleo y la misma subsistencia de las organizaciones.

A nadie sorprende que el presupuesto tradicionalmente asignado para la capacitación fuera uno de los rubros más afectados durante la contingencia.

Tenemos que ser audaces, creativos y eficientes para cumplir con nuestra contribución en el área de recursos humanos a fin de conservar y mantener al personal más competitivo en la organización. Esa es una meta compleja que no podremos cumplir sin actividades que mejoren las habilidades del personal que ya tenemos.

¿Capacitación Interna?

El área de recursos humanos no solamente busca reclutar, seleccionar y ofrecer a la empresa el recurso humano de la empresa, sino que además tiene que lograr proporcionar al personal más calificado, además de formarlo gradualmente para que alcance su mejor nivel de competitividad, lo que se traducirá en beneficios para la empresa.

Contar con personal cada vez más eficiente impacta directamente en los resultados del negocio. Ahí radica la contribución y necesidad de contar con una área de formación (capacitación, adiestramiento, desarrollo).

Ante el escenario que estamos viviendo, muchas empresas se han adelantado a esta situación y desde hace tiempo cuentan con una infraestructura creada para ofrecer la mayoría de los contenidos formativos que permitan detonar el potencial de cada persona que participa en la empresa.

Muchas empresas tienen desde hace años plataformas internas dedicadas a ofrecer formación a distancia o en línea. Otras cuentan con un cronograma de cursos vivenciales o convenios con empresas y consultores externos que han ayudado a desarrollar a su personal.

Este escenario ha cambiado dramáticamente a partir de la pandemia y la necesidad de llevar el trabajo de las oficinas a casa, haciendo desaparecer la interacción de las personas en el centro de trabajo; si no por completo, las interacciones se han vuelto más espaciadas.

La capacitación como era conocida en el pasado ha dejado de darse en aulas y comienza a proporcionarse también a distancia.

La DNC (Detección de Necesidades de Capacitación) ha pasado a un segundo término, de hecho en una gran parte de las empresas que conozco, este año no se realizó y se basa en los datos acumulados de años anteriores, realizado en base al conocimiento de los acontecimientos y nuevas necesidades detectadas, surgidas principalmente por la falta de habilidades para el trabajo a distancia.

La formación a distancia.

Si bien, las actividades desde la casa del colaborador se ha convertido en una forma de trabajo novedosa e inexplorada para la mayoría de las empresas, nos podemos dar cuenta de que en realidad muchos de los procesos que en el pasado se realizaban físicamente en la empresa, perfectamente pueden realizarse desde la casa del colaborador sin mayores daños en los procesos, sobre todo en los niveles administrativos y de toma de decisiones.

No deja de sorprendernos que en muchos casos el teletrabajo ha llegado a optimizar procesos que en el pasado resultaban estancados. La eficiencia de los colaboradores se ha vuelto todavía más patente y claro.

El trabajo In Home.

Hasta el día de hoy las empresas han respondido a la pandemia enviando a trabajar a casa a quienes pueden hacerlo sin provocar afectaciones en los procesos productivos de la empresa. Más tarde o temprano tendía que ocurrir puesto que la tecnología nos permitía hacerlo así desde hace muchos años pero no nos habíamos percatado de que podría funcionar eficientemente. Ahora lo estamos comprobando y los resultados son satisfactorios para gran cantidad de empresas en todo el mundo.

El trabajo in home es bueno, pero implica una serie de problemas que todavía no hemos enfrentado, muchos de ellos psicoemocionales.

¿Te has puesto a pensar cuántos colaboradores veían en el trabajo una oportunidad para salir de su casa y sentirse productivos?

Hemos de reconocer que muchos de nosotros teníamos una serie de hábitos que incluían el ritual de ir a trabajar; vestirse para la oficina; enfrentar los congestionamientos de tránsito; el tradicional primer café en la oficina; interactuar con otras personas; ocupar una oficina que proporcionaba cierto “prestigio”; etcétera. Eso ha pasado a un segundo plano y ha perdido una gran parte de su valor emocional que también tiene consecuencias en la casa de nuestro colaborador, quien ahora, estando en casa, percibe cosas que en el pasado ignoraba o prefería ignorar.

Si bien, esto es todo un tema que en futuro trataré, no cabe la menor duda que en el aspecto psicoemocional, la pérdida del espacio de trabajo en oficina, tendrá grandes consecuencias para nuestro personal.

Ahora bien, ¿Cómo contribuirá el área de capacitación en la empresa sin limitarnos a los procesos operativos de la empresa?; ¿acaso no prevalece la necesidad de competencias blandas en los líderes?

El reto de incrementar las habilidades blandas de los líderes.

Si bien, el escenario de trabajo ha cambiado dramáticamente en la mayor parte de las empresas, debemos reconocer que la ausencia de habilidades blandas y competencias que antes de la pandemia tenía el personal con mando, seguirán latentes en las personas a menos que ofrezcamos procesos formativos donde podamos ayudar a corregir e instalar los nuevos comportamientos que deseamos que posean.

Existen en el mercado miles de cursos (literalmente) que se ofrecen en línea, incluso de forma gratuita, sin embargo, se trata de materiales universales que son tratados de forma muy general y que no aseguran que los participantes tendrán un verdadero cambio de comportamiento que asegure que han adquirido determinada competencia.

Obtener una certificación On Line no es suficiente tratándose de comportamientos que deben manifestarse en hábitos de liderazgo.

El trabajo a distancia ha facilitado los procesos de aprendizaje.

Sin embargo, debo reconocer que el trabajo a distancia, el manejo de videoconferencias y la preparación anímica que implica trabajar desde casa ha facilitado enormemente el deseo personal de mejorar las propias competencias.

Nuestros colaboradores que trabajan en casa, así como aquellos que tienen niveles de mando en la operación de las empresas han encontrado en la nueva tecnología un aliado indispensable para facilitar sus procesos. Están dispuestos a mejorar sus competencias y ahora la tecnología se ha convertido en un aliado eficiente.

Un elevado número de personas se han valido de la autoformación para superar los obstáculos de aprendizaje que durante años se habían insertado en muchos de nuestros colaboradores que estaban indispuestos hacia la capacitación en aulas y ahora, por su propio interés, han tenido que recurrir a cursos On Line que les facilite el trabajo sin que alguien les haya obligado a hacerlo.

Esta situación representa una gran oportunidad para promover el autodesarrollo dirigido.

La propuesta más eficiente.

Desde 2005, en que dimos a conocer las Guías de Liderazgo rápidamente se convirtió en un referente en materia de autoformación. Desde la primera edición hasta el día de hoy (5ª edición) ha tenido importantes transformaciones que la llevaron de ser una metodología impresa en papel a una herramienta digital que sigue ofreciéndose para generar competencias entre personal con mando.

La SERIE UNO incluye 36 cursos autodirigidos con actividades, diagnósticos, herramientas de medición y recursos muy precisos que prácticamente se instalan en el momento en que se realizan los ejercicios, siguiendo las instrucciones del autor.

Por esta razón más de 70,000 colecciones han sido distribuidas por todo el mundo y sigue siendo un referente en materia de autoformación desde 2005.

Las Guías de Liderazgo

Si consideramos que se ofrecen al menos 36 cursos autoadministrados que pueden ofrecerse coordinados por el área de Formación, bajo un programa claramente estructurado, las Guías de Liderazgo pueden convertirse en el mejor aliado del área en tu presupuesto de capacitación de 2021.

El aprovechamiento cabal de las  Guías de Liderazgo  depende de las competencias que quieres instalar en el personal con mando y tu plan maestro de capacitación será la ruta de trabajo que marcará las materias más urgentes que quieres instalar en tu personal.

El costo de la Serie UNO de las Guías de Liderazgo es de $ 1,600.00 por la serie completa que incluye los 36 cursos, lo que representa un monto de $ 45.00 por tema por participante.

Puedes ofrecer un tema completo para 10 personas con un costo unitario de $ 450.00

De esta manera, si tienes en la empresa 30 personas con mando, la inversión total anual será de $ 48,000.00 en todo el año y podrán implementar el sistema completamente, ofreciendo los 36 cursos a cada persona para manejarlo a su propio ritmo y de acuerdo a sus exigencias más demandantes.

Despertar en tu personal con mando el deseo de autoformarse.

Uno de los aspectos más relevantes de la metodología es que despierta en el personal con mando el deseo de mejorar sus competencias por propio interés.

En el pasado había que llevar casi a rastras al personal a la sala de capacitación, entonces ellos buscaban pretextos para no estar dentro del aula o evadir si fuera posible asistir a un curso. Esto ha cambiado y las competencias de cada persona hoy día son evidentes, por lo que todos queremos ser mejores, conservar nuestros empleos y demostrar que somos los más capaces y competentes en nuestra especialidad.

Las Guías de Liderazgo serán tu mejor aliado para 2021

Solicitar más información.
Contactarme
Visitar Guías de Liderazgo.
Guías de Liderazgo
Suscribirme al Blog.
Suscribirme

También te puede interesar…

¿Nuevamente reclutando personal?

¿Nuevamente reclutando personal?

Hace tres meses mi amigo, Antonio Godínez (nombre ficticio) negoció el despido de un colaborador de la planta de producción de la empresa donde trabaja. Después de cinco reuniones de conciliación...

leer más
Comenzar por lo básico.

Comenzar por lo básico.

Con frecuencia en las áreas de Desarrollo Humano nos enrolamos en procesos que prometen fabulosos resultados y terminamos “comprando” novedades que son extremadamente útiles y nos anticipan...

leer más
Muchos jefes, pocos líderes.

Muchos jefes, pocos líderes.

He tenido la gran oportunidad de trabajar con personas de todos los orígenes y nacionalidades. Mi trabajo como consultor me ha permitido formar el liderazgo en varios lugares y darme cuenta de que...

leer más

Contacto

Teléfono directo:

(52) 33 3335-1928

Email

[email protected]